Uncastillo. Iglesia de Santa María



Un poco de Historia


La presencia humana en Uncastillo se remonta a miles de años. En los alrededores encontramos algunos yacimientos celtas de la tribu de los suessetanos y también de época romana. Destaca en este sentido la urbe romana de los Bañales, con los restos de su acueducto.

Uncastillo estuvo en poder de los musulmanes hasta que en el 940 fue conquistado por Sancho II Garcés, rey de Pamplona, pasando a depender del reino de Navarra. Los primeros castillos de la zona lo fueron de madera: en el de Uncastillo aún se pueden observar las hendiduras en la roca para sujetar el armazón de la construcción.

Posteriormente Uncastillo pasaría a formar parte del reino de Aragón, cuando ambos reinos se separaron, aunque en lo religioso mantuvo su dependencia del obispado de Pamplona.

Sancho Ramírez (segunda mitad del siglo XI), impulsó la conquista y posterior repoblación de estas tierras, concediéndoles sus fueros. El modelo fue el Fuero de Jaca en el siglo XII con Alfonso II, con lo que posibilitaba la llegada de gentes que desarrollarían, además del cultivo de los campos y la cría de ganado, las actividades mercantiles y comerciales. Uncastillo tuvo una importante comunidad judía, con sinagoga propia.


Ubicación de Uncastillo, en la parte occidental de Aragón

La localidad se organiza en torno a la peña de Ayllón, donde se levanta el castillo. Uncastillo ocupó una posición estratégica muy importante en la lucha contra los musulmanes mientras fue tierra de frontera. Los nombres de  'Uncastillo' o 'Unum Castrum' -como aparece en la documentación medieval-, apuntan al origen militar de la localidad. El siglo XII fue la época de mayor esplendor, cuando se construyeron numerosas iglesias y se reforzaron castillos en toda la comarca. Prueba de ello es que han llegado hasta nuestros días hasta 6 iglesias en esta localidad: además de la de Santa María, podemos visitar la de san Martín, san Juan, san Felices, san Lorenzo y san Miguel; junto con su castillo, es el testimonio de la importancia que tuvo Uncastillo en los tiempos medievales.

En el siglo XIII comenzó la decadencia, pues la conquista de tierras a los musulmanes llevó la atención de los monarcas aragoneses a zonas mucho más al sur.

Vista general. El castillo que le da nombre y, a la izquierda, la iglesia de San Martín, una de las 6 iglesias con que cuenta la localidad



La iglesia de Santa María

La iglesia de Santa María es una iglesia románica de la primera mitad del siglo XII, levantada sobre otra anterior mozárabe del siglo X, de la que no quedan restos. Se construyó bajo el impulso de Ramiro II el Monje, quien hizo las donaciones pertinentes para hacer posible la obra.

Durante un tiempo fue una colegiata, dignidad que recibía un templo que sin ser catedral tenía un cabildo. Se trataba de resaltar la importancia de la localidad de Uncastillo aunque sin establecer aquí una sede episcopal, que se mantuvo en Pamplona.

Esta iglesia tuvo un gran poder económico debido a la cantidad de donaciones que recibió, así como privilegios reales. Ramon Berenguer IV concedió a Santa María los diezmos de la villa en 1155.

Iglesia de Santa María. Atrio del siglo XVII y torre defensiva del siglo XIV

Santa María tiene nave única rectangular, con ábside semicircular. Su bóveda es de cañón ligeramente apuntada. Una imagen de la Virgen data del siglo XIII, restaurada en el siglo XVII.


La talla de la Virgen y el Niño. Foto: románico digital.com


La iglesia ha sufrido varias modificaciones: una torre gótica -con fines militares- en el siglo XIV, un claustro renacentista y un coro gótico en el siglo XVI y la capilla del Santo Cristo y un atrio (que sustituía a la portada oeste) en el siglo XVII. En este atrio se dejó una Epifanía (adoración de los Magos) que seguramente formaba parte de la primitiva entrada occidental románica.

La energía del templo es muy alta, como corresponde a un lugar sagrado. El punto más elevado es el del altar mayor.


La Adoración de los Magos del atrio. Es el resto de la portada románica que seguramente hubo en la fachada occidental de este templo. Para los alquimiostas medievales, esta escena es una alegoría del proceso alquímico. Las operaciones para conseguir la piedra filosofal se asocian con el camino que siguieron los Reyes Magos: al finalizar estas operaciones alquímicas (putrefacción, purificación y rubicación) aparece una materia -de la que se extraerá la piedra filosofal-, también conocida como "el niño" que contiene una estrella de 6 puntas (como podemos ver en Uncastillo), lo que es el indicativo de que se ha alcanzado el éxito.




El maestro de Agüero

En la comarca de las Cinco Villas -a la que pertenece Uncastillo- abundan las obras del llamado "Maestro de Agüero" o "Maestro de San Juan de la Peña". Algunos temas lo identifican sin lugar a dudas: la bailarina contorsionada es uno de ellos, así como el dragón (que parece chino) luchando contra una persona, que aparece a ambos lados de la entrada al templo.

El tema de la bailarina, aparte de la sensualidad que se atribuye al baile, sospechamos  que puede tener un significado astronómico: es la "música de los planetas" o, más concretamente, la representación de la constelación de la Osa Mayor.

El tema de los dragones a la entrada del templo tiene que ver con la creencia en los procesos de muerte-resurrección: la entrada en el templo supone la muerte del iniciado, que nace a una nueva vida.

Otro taller que participó en las obras de Santa María fue el del llamado Maestro Esteban, sin olvidar las influencias del románico internacional, que penetró en España siguiendo el Camino de Santiago.


Plano del tempo